27/12/14

Soñabamos con ser Salzano...






Fue mi primer gran maestro en los lejanos ochenta, en el albor democrático, allá en la bella docta. Los domingos esperaba con ansias sus columnas de la voz y por años las tuve, como una especie de biblia, en un cajón bajo la cama en mi piecita de estudiante. La magia de su pluma nos hizo ver en algún atardecer paseando por la cañada a Agustín Tosco abrazado con Humphrey Bogart o a Marilyn charlando con los pibes del barrio observatorio. En aquellos días todos los estudiantes de la escuelita de comunicación social soñábamos con ser Salzano...

 

Simplemente gracias por todos los duendes que libraste en el aire mediterráneo. Hoy me siento un tanto triste, esta semana se fue mi primer gran ídolo. ¡Que tus geniales musas, ahora sueltas, alguna tardecita se apiaden de mi Daniel!
 



https://www.youtube.com/watch?v=BDIaHZtxRb0

No hay comentarios.: